lunes, 9 de junio de 2008

El traje para la Historia !


En mayo se cumplieron 14 años de la muerte de quien fuera la Primera Dama de Estados Unidos y aún se desconoce a ciencia cierta el porque Jackie pidió como último deseo, ser enterrada con el mismo traje color de rosa que llevaba el día en que su primer marido, el presidente John F. Kennedy, fue asesinado. Fuentes allegadas a la familia aseguran que el traje, que nunca fue limpiado, quedó encerrado en el sótano de un banco de Nueva York durante 31 años, hasta el día en que Jackie lo usó para la eternidad. ¿Por qué este deseo final? La pregunta continúa en el aire: ¿Por qué Jackie habría elegido ser enterrada con un traje con tantas connotaciones negativas, las de aquel nefasto día en Dallas, y no sólo para ella, sino para millones de norteamericanos?.

Una amistad cercana a la familia Kennedy, que prefiere mantenerse en el anonimato, podría tener la respuesta. "Jackie creía que ese traje era "sagrado", pues estaba manchado con la sangre del único hombre al que amó.. la sangre de un mártir", relata la amiga. "A pesar de la presión ejercida por miembros de la familia Kennedy y otros, se rehusó a que destruyeran el traje y rechazó muchas ofertas de compradores potenciales.

"Tenía sus propios planes para ese traje de color rosa, planes que no se llevarían a cabo sino hasta después de su muerte: quería que la enterraran con él puesto" Esta amiga de la familia asegura haber tomado la sorprendente fotografía que muestra claramente a Jackie, vestida con su traje rosa, descansando en paz en su ataúd. Unos momentos después, antes de que comenzara el servicio fúnebre, se cerró el ataúd de la mujer más querida en la historia de los Estados Unidos. "Cuando nadie me veía, entré a la sala donde estaba Jackie y tomé unas cuantas fotos", asegura la amiga. "No la había visto desde hacía mucho tiempo, y quería un recuerdo perdurable de mi querida amiga." El destino inmediato del traje, luego del asesinato de Kennedy, no se dio a co nocer. Pero ciertamente fue empacado en una caja de cartón unos días más tarde, y colocado en el sótano del banco, allá por enero de 1964. De acuerdo con fuente de la industria bancaria de Nueva York, la caja fue envuelta en una bolsa de plástico transparente, junto con el sombrero que Jackie uso en Dallas, y fueron depositados en la caja fuerte del banco. Parientes de la familia dicen que la viuda Kennedy dejó claro que no quería que le pusieran el sombrero en la cabeza cuando la prepararan para su entierro. "Ninguna persona de respeto usaría un sobrero en interiores, sobre todo estando acostada "explican". Durante casi 30 años, los empleados del banco aparentemente no tuvieron idea del significado de ese traje en la historia estadounidense. El sombrero quedó aplastado y manchado de sangre y tejido cerebral, cuando el tirador Lee Harvey Oswald abrió fuego con un rifle, a la caravana presidencial desde el Depositorio de Libros Escolares de Texas.

Una sola bala dio al blanco, justo en la cabeza de Kennedy.

Un día después de la muerte de Jackie, quien tenía 64 años, el 19 de mayo de 1994, el traje fue sacado del sótano y llevado a su departamento en Park Avenue, de Manhattan.

El traje que tanto quiso, finalmente vistió a Jackie para su viaje final... para reunirse con su amado marido, vestida exactamente igual que el día en que él se fue... ¿Un inmenso amor ó un amargo y a la vez dulce recuerdo de su primer esposo fue lo que inspiró a Jackie para pedir tan extraño deseo?... Probablemente nunca sabremos el porque, sin embargo ella fue enterrada cumpliéndole, en secreto, su última voluntad... Y Créalo o No... Así Fue!!.