lunes, 26 de mayo de 2008

Salud, La hidratación de tu piel !



Aquí te menciono cuales son los factores que nos estropean la piel durante el verano y como debes cuidarla después de las vacaciones.

Estos son algunos de los factores que perjudican la piel.

1-El sol acelera el envejecimiento cutáneo.
2- El cigarrillo debido a la nicotina que contiene, deteriora la epidermis y otorga un tinte amarillento a nuestra piel.
3- Los trastornos nerviosos, ansiedad, estrés
4- Las intoxicaciones tales como el aire contaminado de las ciudades, el humo, polvo… De vez en cuando disfruta del aire puro de los campos en alguna escapada, tu piel te lo agradecerá.
5- Para conseguir que una piel permanezca sana, joven y luminosa no existe mejor secreto que proporcionar una constante hidratación.

Ahora es el momento de cuidar tu piel, devolviendo la hidratación perdida a lo largo del verano, lograremos que luzca perfecta en otoño y la prepararemos para lucir radiantes en las fiestas navideñas.

Aquí mis consejos:

1- Elegir la crema hidratante ideal no es tarea fácil, debes valorar que se absorba rápidamente sin dejar una película grasa, pero que no provoque sensación de tirantez y que tenga una textura agradable.
2- Tenemos a nuestro alcance las hidratantes más revolucionarias “activadas por luz” que impiden con filtros que las radiaciones envejecedoras del sol lleguen a la piel y además las utilizan en su beneficio. Lo consiguen colocando en la fórmula precursores de la vitamina D.
3- Un arma a nuestro favor son las mascarillas, con las que se obtiene una mejora inmediata y visible de la piel. Según sus componentes cumplirán diversas funciones. Debes aplicarlas una vez por semana.
4- Pregunta en tu centro de belleza por el “velo de colágeno”, es una máscara de fibras puras de colágeno. Se adapta al rostro como una segunda piel y actúa como biocatalizador cutáneo. Su efecto restaurador produce una hidratación profunda.
5- El agua es por excelencia el limpiador más potente de nuestro organismo, purifica, tonifica e hidrata la piel en profundidad. Comienza el día con un gran vaso de agua en ayunas y continúa bebiendo a lo largo del día hasta 8 vasos. Las frutas deben formar parte de tu vida diaria especialmente las fresas, melón y papaya.
6- Por la noche el organismo es cuando pone a trabajar a pleno rendimiento la regeneración, repara los desgastes originados durante el día, produce tejidos nuevos y elimina toxinas. Desde las 9:00 p.m. horas hasta las 6:00 a.m. aproximadamente la permeabilidad de los cosméticos aumenta hasta 1,5 veces con respecto al día.
7- Acostumbra a comer frutas, fresas, papaya, manzanas, zanahorias, tomates... si lo prefieres en jugo pero natural. Notarás inmediatamente el cambio en tu piel.