miércoles, 14 de mayo de 2008

Ana Santisteban, Cinco años de su partida !


El domingo 18 de mayo se conmemoran cinco años de la desaparición de la hacedora de reinas Doña Ana Santisteban. Una de las mujeres mas cultas e inteligentes que jamás halla conocido.

Fue en el 1974 cuando le conocí por primera vez, se presentaba un desfile de modas con el también fallecido diseñador Mojena. Entre las modelos figuraba la Añasqueña Maritza Motta quien obtuvo un cuarto lugar en Miss Puerto Rico y fue toda una novedad, pues ella estudiaba en el área metropolitana y visitaba a su familia los fines de semana.

Ana siempre fue un mujer muy discreta y nos unía una gran amistad que nos llevó a compartir por mas de 20 años la alegría de vivir. Vienen a mi mente muchos recuerdos, la coronación de Miss Lares 1993 en la discoteca de mi amiga Carmen Vargas donde Ana disfrutó de las maravillas de esta ciudad que ella amaba, las historias de Amparo Muñoz la Miss Universo destituida y como sobrevivió al ser su chaperona un mes completo, el día que murió Ada Perkins y otras... Ana y Eddie pasaban una semana entera en mi casa de campo en Aguada y les encantaba que les llevara a conocer los lugares mas bellos en los campos del noroeste de Puerto Rico, comer arañitas y pescado frito entero, así es que le gustaba acompañado de un excelente vino.
La ultima vez que me visitó recibimos la compañía de Norma la diseñadora del vestido de Dayanara quien junto a su esposo viajó a llevarnos un rico ceviche al estilo Chileno.... que tiempos aquellos..... Le encantaba la Berenjena, recuerdo que fuimos al supermercado Pueblo de Aguadilla para comprarlas pues ella me enseñaria a preparar una exquisita receta que solo ella conocía y para sorpresa de muchos.... fue muy atenta y simpática con todos. Era amante de los animales y amaba mi gata Nishma y a mi pastora Ovejera Tara. Mientras los mimaba recordaba que era la única mujer que se paseaba por el condado con un tigre como mascota, excentrica la Ana. Entre juego de canasta conocí a la verdadera Ana, la que amaba y lloraba por el despego y la perdida de uno de sus hijos, la que adoraba a sus nietas, la que disfrutaba sentada en Boquerón de una rica empanadilla de mariscos y caminaba en bata sin sombrero y sin maquillaje por mi casa sintiéndose la mujer mas feliz del mundo.
Las otras historias y secretos las guardaré para mi ..... y le agradezco mucho a Dios haberla conocido y que ella me enseñara como sobre vivir en un nido de serpientes.

Que descanse en paz....