jueves, 18 de agosto de 2011

Miss Ecuador, belleza e inteligencia !



Preparación y seguridad, las claves para reina de belleza
Tomado de: http://www.voy.com/76815/

Un nuevo reto se iniciará el próximo 21 de agosto, a las 16:00, en la vida de Claudia Elena Schiess Fretz, actual Miss Ecuador, cuando tome el vuelo de la aerolínea Taca Perú, con destino a Brasil.
Este día comienza de manera oficial su participación en la 60ª edición del certamen Miss Universo, que este año se desarrollará en Sao Paulo y en el que competirá con 88representantes de todo el mundo, hasta el próximo 12 de septiembre, fecha de la gala de elección.
Con aproximadamente cuatro maletas, en las que llevará alrededor de 50 trajes, su equipaje se completará con regalos referentes a las provincias del Ecuador, sobre todo de las islas Galápagos, de donde proviene esta hermosa ecuatoriana y que asegura es una de sus mejores cartas de presentación.
Ella afirma que su llegada al concurso Miss Ecuador fue una red de maravillosas casualidades y oportunidades que aprovechó a su debido tiempo.
Modelo, bailarina y maquilladora profesional, Bebi –como cariñosamente la llaman sus padres– ingresó a los reinados de belleza a través del torneo Señorita Renella. En esta elección, que se efectuó en Salinas y en la que no ganó, María del Carmen de Aguayo, directora del Miss Ecuador, le propuso representar al país en una competencia en Polonia: el Miss Supranational.
Esta experiencia, como delegada de un país en una competencia, fue su escuela para los certámenes de belleza, recalca la galapagueña de 21 años.
Reconoce que al principio los nervios y el temor a lo desconocido la acompañaron, pero una conversación con su madre, Judith Fretz, lo cambió todo. “Ella me dijo que disfrutara mi participación allá. Que lo viera como un viaje que compartía con amigas y que no dudara de mí. De ahí en adelante lo disfruté muchísimo”, expresa Schiess, quien además del español domina tres idiomas (inglés, alemán y alemán suizo).
Fue esta vivencia, expone, el impulso para inscribirse como candidata al certamen Miss Ecuador, elección que el pasado 17 de marzo, en Santo Domingo, le mereció la mayoría de los títulos que se entregaron esa noche.
Además de ser electa Miss Ecuador, Schiess se adjudicó las bandas de Miss Sedal, Rostro Yanbal y Mejor Figura. Sus familiares y amigos no podían creerlo, ella tampoco. “Estaba preparada para no ganar o para quedar como posible finalista pero no imaginé ser la Miss Ecuador”, confiesa.
Desde ese momento su vida dio un enorme giro. Acostumbrada a un ambiente apacible, como el de la isla Santa Cruz donde creció con sus padres, Hans Schiess y Judith Fretz, mientras veía a los lobos marinos en el patio de su casa y jugaba con sus primas Roberta y Daniela, su día a día actual es muy distinto al de su infancia.
Los estudios de negocios internacionales, en la Universidad del Pacífico en Guayaquil, los ha postergado este año para centrarse en su preparación para el Miss Universo y para sus actividades como soberana de los ecuatorianos.
A pocos días de viajar a Brasil, los preparativos se intensifican y la tecnología –asegura– ha sido su mejor aliada en estos momentos. Por medio de redes sociales como el Facebook (con más de 700 contactos) y el Twitter (8.213) mantiene informados a sus seguidores sobre su día a día.
“Es una manera de estar más cerca de ellos. Muchos podrán no conocerme pero creo que al saber dónde estoy o lo que hago se sienten más identificados”, relata mientras revisa sus cuentas en el iPad.
En su departamento en Guayaquil, donde reside desde hace dos años por sus estudios universitarios, el orden en cada espacio salta a la vista.
En la mesa una agenda con las actividades diarias la ayuda a recordar que tiene obligaciones a las que debe llegar temprano. Cada vez que termina una de sus tareas, la tacha de su lista de ‘cosas por hacer’.
Una de las metas, en ocasiones difíciles, para la mayoría de las reinas de belleza es el régimen alimenticio al que se someten. Con 1,72 m de estatura, su dieta, en la que solo incluye un carbohidrato por día, es muy saludable y balanceada. Las frutas, vegetales, carnes y lácteos la acompañan durante la jornada, al igual que su botella con agua y su inseparable café.
“No es un sacrificio para mí. Claro que me encantaría comerme un bolón, pero debo mantener mis medidas para el certamen y hay alimentos que no ayudan a lograrlo. Mientras la dieta sea saludable todo está bien”, dice.
Otro de los puntos vitales para una reina de belleza es su físico. Para estar tonificada y en forma, los ejercicios copan la mañana de Claudia. Una hora de cardio en las máquinas más 50 minutos de intenso pilates la ayudan a definir sus músculos y evitar la flacidez.