sábado, 4 de junio de 2011

Mafer Cornejo, Miss Ecuador International 2011.


María Fernanda Cornejo: A Miss International
Tomado de la Revista Vistazo.

La modelo guayaquileña reconoce que el Miss Ecuador se le fue de las manos, pero también que fue fiel a su estilo personal. Ella participará en China.
Una esbelta rubia camina con mucho estilo por el centro comercial San Marino de Guayaquil. Lleva con mucha gracia su cartera y parece una espiga. A su paso muchos voltean a verla. Ella se acerca a uno de los restaurantes y solo pide una ensalada, que no terminará nunca porque come muy poco, se raciona, se mide, es cautelosa como en todos los actos de su vida. Quizá ésta es la razón para que a pesar de su belleza esté tranquila aún perdiendo una corona. Imperturbable, aunque vengan los problemas. Ya lo demostró días atrás, cuando exigió a la organización Miss Ecuador se le brinde la misma cobertura y apoyo logístico que a las demás finalistas. Fue cuestión de levantar el teléfono y media hora después tenía todo a su disposición. Sin mover una pestaña. Así se ha manejado esta joven, gran favorita en el Miss Ecuador 2011, que por quedar como segunda finalista irá a Miss Internacional en China.

“Pueden revisar los videos del concurso, en ningún momento me sentí derrotada. Más bien agradecida de estar entre las cinco, de haber tenido la oportunidad de hacerlo. Nunca me sentí mal, porque a pesar de la lesión en mi pie, sentí que di mucho de mí”.

Una fisura que la llevó a usar un zapatón ortopédico y que le restó presencia en el concurso. “Estoy de acuerdo con que Claudia Schiess haya triunfado. Yo perdí seis meses de estudio para prepararme y mi accidente ocurrió cuando apenas faltaban 20 días para la final. Pero no podía defraudar a tanto público que me alentaba y que había colocado mi foto entre las 20 favoritas al Miss Universo, aún sin que se haya producido la elección. Imagínese”.



Y qué lección le ha dejado este concurso, preguntamos. “Que las cosas con esfuerzo se logran”. Como lo ha logrado esta niña de Galápagos. “Como lo hemos logrado las cinco, no solo Claudia. Las cinco que quedamos. A una le tocó, pero eso no desprecia el esfuerzo de las demás. Me quedó la sensación de que es lindo recibir el cariño de personas que no conoces”.

Aunque su belleza es incuestionable, usted ha sido por dos ocasiones portada de Vistazo, desde que era muy jovencita, sin embargo en su prueba de fuego le faltó entusiasmo. “Tengo un estilo bien marcado, sin estridencias. Es verdad que tuve que modificarlo tomando en cuenta que soy modelo desde pequeña. Me cuido, porque estudio nutrición para saber lo que debo comer. Si antes me comía 10 pedazos de pizza, ahora solo me como dos. A lo mejor, como dice usted, me faltó garra, pero respeto las opiniones de las personas”.

Desde que tiene 16 años ha sido modelo, una carrera que le ha servido para mantenerse a sí misma y representar al Ecuador en concursos mundiales de modelado. “Lo hago como un trabajo, pero mis sueños están enfocados a la nutrición, a la forma cómo nos alimentamos, a emprender en algo relacionado con la estética. Quiero ser una mujer reconocida, independiente. Yo me fijo en el espejo de Denisse Klein, que el ser modelo le sirvió, pero también ha tenido éxito por su buena imagen”.