domingo, 31 de marzo de 2013

Modelo boricua considerada número uno en el mundo!





30 de marzo de 2013 - Entretenimiento, Farándula - Inter News Service

La modelo puertorriqueña Joan Smalls Rodríguez es considerada la número uno del mundo según un ranking de la industria elaborado por Models.com.
La joven, nacida el 11 julio de 1988 en Hatillo, tiene 25 años y comenzó en las pasarelas hace cuatro años, tiempo en que ha trabajado para marcas como Victoria Secret, Givenchy y Versace.
La latina es considerada una de las mejores modelos a nivel mundial, lo que la ha llevado a participar en al menos 13 desfiles durante la última semana y con los diseñadores más importantes.
Models.com destaca de la puertorriqueña que “con su belleza innata, elegancia y sus características multiculturales, Joan Smalls se ha convertido en el rostro del lujo moderno”.
“Su combinación única de fuerza y elegancia ha cautivado a todo el mundo, como a Karl Lagerfeld, Steven Meisel y Carine Roitfeld”, añade.
Incluso, señala que la maniquí boricua ha subido la vara para elevar el listón para las modelos y “no ha habido portada de revista en la que no haya aparecido”, como Vogue Italia, Vogue Paris, Pop, iD, V, W.
“Con el golpe de gracia de un contrato de Estee Lauder ha solidificado el hecho de que es la chica del momento. Joan pasó de fenómeno a centro energético. Pocas modelos han aprovechado su momento”, asegura Models.com.
Tras conocer el ranking, la boricua dijo a Models.com: “Se siente increíble ser la número uno. Estoy muy halagada, honrada y bendecida. Mi trabajo duro valió la pena. No tener una vida, viajar en tu cumpleaños, no tener vacaciones, todo lo que realmente vale la pena, es duro”.
En 2011, Smalls Rodríguez, la menor de tres hermanas, se convirtió en la primera latina en ser el rostro de los cosméticos Estée Lauder, lejos de los años en que creció en la isla en una finca rodeada de animales.
Lo increíble es que cuando era una adolescente participó en competencias de modelaje en la isla, pero no ganó ninguna, porque según confesó a The Sun “me dijeron que era demasiado alta, demasiado delgada y de piel muy oscura”.
Pero la modelo, con una licenciatura en psicología, probó suerte en Nueva York y su suerte cambió.
Ahora está en la firma IMG, una agencia que también representa a las supermodelos Naomi Campbell y Tyra Banks.